miércoles, 15 de junio de 2016

Un grito desesperado

Desde ayer salió en las noticias el video que subió una señora que fue violada, golpeada y robada en un omnibus de la línea ETN en el Estado de México.

La mujer iba con su sobrina y parece que con una hija que se encerró en el baño del autobús. Todo sucedió en connivencia con el operador.

La dama le pide al Presidente de la República en su calidad de Jefe de Estado y a la Procuradora en su calidad de Ministerio Público pero principalmente, de mujer, que hagan algo, que actúen, que eviten que siga habiendo tanta criminalidad, tanta inseguridad, tanta impunidad.

Creo que la voz de ésta pobre víctima de la incompetencia de la autoridad representa la de toda la ciudadanía que se pregunta: ¿no pueden?. Para ellos Alejandro Martí tiene una receta que todos conocemos.
Que ya se bajen de sus suburbans, de sus grandes aviones, de sus nubes y que un día se suban sin guaruras a las peceras, a los taxis de la calle, a los del aeropuerto, al metrobus, al metro, que caminen por Av. Chapultepec dónde están los paraderos, por las banquetas invadidas por el ambulantaje, que se suban a los puentes peatonales, que coman fritangas en las calles y en los tianguis, que se suban a la bicicletas públicas y anden en ellas como tantos.

Después de una semana de algo así, querrán irse a vivir a otro país, porque lo que es éste, no lo conocen ni lo viven ni lo sufren y mucho menos les importa.

Por ahí un Ciro Gómez Leyva o un Luis Cárdenas repetirán durante unos días la grabación con el mensaje lastimero de Doña Rosa Margarita Ortiz Macías, quien dice que en un instante le cambió la vida, queriendo decir que se la arruinaron. Iba en un omnibus rumbo a San Luis Potosí saliendo de la Central del Norte y el operador era cómplice y los concesionarios de ésa línea deberían ser sancionados y se tendrían que tomar medidas muy drásticas para que éstas cosas no vuelvan a pasar. Los procuradores de justicia, los gobernadores y todos los que se dicen autoridades deben dejar de hacerse güeyes, para hablar claro.

¿Qué hace falta para que éste País deje de ser rehén del PRI y ésta Ciudad del PRD y de MORENA y algunos estados y municipios, del PAN?. ¿Qué les hace pensar que éste País es de ellos cuando son una bola de mantenidos e irresponsables?

1 comentario:

  1. Es lamentable cómo el nivel de inseguridad ha vuelto a repuntar, y más en la Ciudad de México.

    ResponderEliminar