jueves, 2 de junio de 2016

Contrastes.

A los maestros de la CNTE los raparon unos rufianes por órdenes de un señor calvo.

El titular de la SEP no quiere recibir a los maestros que lo quieren visitar. ¡Qué falta de educación!

A los automóviles que sirven para transportarnos les impiden circular.

Los maestros no quieren ir dar clase. Los alumnos de las vocacionales no querían abrir las escuelas. Parece que los maestros quieren ser soldados pues van a marchar diario y los alumnos quieren ser grillos pues piden puras mesas de negociación aunque pierdan el semestre.

Los partidos quieren que votemos por sus candidatos y no sabemos nada de ellos, ni su nombre. Así nadie contrata a un empleado.

Los legisladores no quieren legislar y son los primeros en violar las leyes (pero nadie los puede castigar, porque tienen película anti-asalto).

El Jefe de Gobierno de la CDMX se la pasa viajando por otras ciudades. Merece un silbatazo para que se quede en la ciudad.

Al Presidente de la Comisión de Derechos Humanos le importan un comino los derechos de los ciudadanos: automovilistas, transeúntes, mujeres que viajan en transporte público, comerciantes, personas secuestradas, asaltadas, violadas etc. ¿Con qué derecho?

La Secretaría de Salud y la del Medio Ambiente se hacen güeyes subiendo la norma de contingencia a 150 puntos cuando la norma universal es 100 puntos. Deberían aplicarles la cámara de gases.

Al Secretario de Gobernación se le escapan los presos de las cárceles y aun así lo siguen considerando presidenciable.

El País está cada día más endeudado pero seguimos regalando servicios del IMSS, seguro popular, computadoras, televisiones digitales y todo lo que ayude a comprar votos descaradamente porque el hueso es el hueso aunque cada día tenga menos carne gracias a los perros, a las ratas y a los gatos.

¡Qué País!

3 comentarios:

  1. Y lo peor es que todo lo veamos como si fuera lo "normal". Ya nada nos sorprende y por tanto, nada nos mueve. ¿Será el país o la gente que vive en él?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero nosotros podemos mover cosas: por eso digo Toc Toc.

      Eliminar
  2. ... hombre. algo bueno ha de tener nuestro México querido.... ¿no?

    ResponderEliminar