sábado, 11 de junio de 2016

Kramer contra Kramer

Se va a poner bueno el pleito en Veracruz.

En una esquina se encuentra el corrupto y criminal gobernador actual, protegido del “Negro Figueroa” y arropado por el PRI, aun, a costa del terrible desprestigio que su gestión le ha inflingido al “Partido Tricolor-Tucán-Patitos”. Este individuo aparte de haber quebrado al estado ha ignorado, permitido o patrocinado una larga lista de delitos graves en su Estado y hasta más allá. Sin duda tiene a su alcance todo el poder y todo el dinero. Ahora habrá que añadir que también tiene miedo, pues se ha de sentir acorralado ante las amenazas de su contrincante.

En la otra esquina, se encuentra el Yunes ganador, quien lo logro, con la cachucha del PAN, aunque su pantaloncillo es del PRI, y sus guantes del SNTE. O sea que es un peleador multimañas, del que se dice tiene una gran fortuna, largos colmillos y que debe estar muy ardido por todo lo que de él dijo el gobernador actual y también su primito suyo de él. Lo menos que le dijeron fue pederasta y ladrón. También se metieron con su hijo, quien resultó ser un humilde agente inmobiliario, aunque realiza transacciones hasta en New York y Miami al estilo Trump. Y seguramente “La mamá de Chucky no está fuera del circulo de influencia y negocios de Miguel Ángel.

Aquí, hasta podrán seguir rodando cabezas, como sucedió el día de la elección. De pronóstico reservado.

2 comentarios:

  1. Se va a poner bueno, y lo peor es que en dos años volverá a ser el mismo show. De verdad, pobre Veracruz.

    ResponderEliminar
  2. Y como dicen por allí, "gane quien gane, pobre Veracruz". Seguro Miguel Ángel dedicará al menos la mitad de su breve gestión en encarcelar a Duarte y la otra mitad en operar la elección de su hijo, alcalde de Boca del Río...

    ResponderEliminar